La Lorena en los campamentos

Todo empezó cuando mi tutora nos dijo de que había unas charlas sobre el Sahara y que eran obligatorias, fue entonces que con unas compañeras decidimos apuntarnos… pero la verdad yo no las tenía todas  en apuntarme, me daba bastante respeto todo ese mundo …

Fue entonces que nos explicaron que teníamos que hacer una carta de motivación del porque queríamos ir al Sahara..  no sabía ni como empezarla, si tenía que escribirla de forma muy técnica, si tenía que explicar todo lo que estudié… vamos fue un quebradero de cabeza!!!.

Luego vino la entrevista, recuerdo que estaba de los nervios… Salí de la entrevista pensado que no me cogerían ya que no conteste algunas preguntas por quedarme en blanco, cuando pasaron unos días me llamaron para confirmar que me aceptaban y que podía ir. En ese momento no me lo pude creer, gritaba y saltaba de ilusión!!.

Cuando llegó el día de irnos estaba con una acumulación de sentimientos que parecía que fuera una bomba de relojería a punto de explotar!!.

Cuando subí al avión pensé ya no hay vuelta atrás, esto va ser una aventura impresionante.

Cuando llegamos era de noche y hasta que no me desperté al día siguiente no estaba situada exactamente, fue entonces que vi el desierto y me quedé boquiabierta!!, no entendía el como podían vivir allí… no había nada solo tierra…

los saharauis se habían hecho casas de barro y haimas que les daban las ONGS por los diluvios de hace unos meses.

Fue entonces que conocí a las personas que durante 10 días estaría conviviendo con ellos y sabía que cuando acabara esta experiencia sería mi familia, tendría una madre y un padre en otro lugar que no fuera España.

La verdad es que me alegra el haber tenido esta familia, ellos sin tener nada te lo daban todo y más, la verdad no se como lo conseguían pero te lo traían…. Me cuidaron como si fuera una hija más.

Llevaba un idea muy equivocada de como eran estas personas la verdad, no tengo palabras para definir lo a gusto que estaba… pasaban los días y sabía que esto llegaba a su fin.. y no quería irme.

Estas personas lo han perdido todo pero me quede alucinada el como valoran la vida, la esperanza que tienen de volver a su país.. me quede impresionada de como se levantan del suelo y digan mañana será mejor.

Alucine con la educación que tienen… los niños con solo 7 o 8 años son más responsables de lo que me imaginaba… aquí los niños no tienen esa educación, solo saben gritar y pelearse porque el juguete es suyo.

Me he dado cuenta que somos dos mundos muy distintos, aquí podemos tener todo y más y nos quejamos porque el vecino de enfrente tiene más… me da rabia como nos a comido la cabeza esta sociedad… allí con un tape de botella era como para nosotros  la play.. la verdad estando allí me he dado cuenta que no necesito tanto para vivir…

He tenido la gran suerte de vivir esta experiencia, el vivir 10 días con personas que tienen muchos más valores que mucho de nosotros… Aquí en España los tenemos como unos bichos raros y que nos harán daño en algún momento o otro.. solo son prejuicios que nos ponen en la cabeza la televisión, la gente racista, la prensa… pero son personas excepcionales que valen la pena conocerlas…

Son personas que te abren el corazón de par en par, que siempre tienen alguna solución antes de llegar a las manos, se ayudan entre ellos son como un pequeño gran grupo.

Con todo esto que he explicado pienso que nosotros por dentro estamos vacíos porque no hemos tenido lo que ellos tienen.. un apoyo incondicional no se minan el terreno, siempre tienen a alguien con quien contar y solo por eso vale la pena luchar.

 

Ús de galetes

Aquest lloc web fa servir galetes per que tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de galetes ACEPTAR

Aviso de cookies